Categorías
Comunicados

Los políticos social comunistas criminalizan las ayudas por venir del fundador de España 2000

El pasado 30 de marzo dos miembros de las UCOS, unidad de élite de la Policia Local de Valencia, acudieron a Levantina a recoger material de prevención con motivo del estado de alarma, teniendo autorización de su intendente de recoger el material y hacerse una foto con el donante.

Esa misma mañana alguien le pasó la foto al concejal socialista Aaron Cano que debió entender que la persona que realiza la entrega no era persona digna (menor consideracion que Delcy Rodriguez que es recibida por un ministro) y llamó al comisario Herrera y entre él y el comisario Lasheras decidieron plegarse a la irregularidad planteada por el político y cesar de esta unidad al agente Raul Vara (el de la izquierda de la foto).

A lo largo de todo el día de ayer los miembros de la UCOS han manifestado su oposición e incluso apoyan al compañero con la petición mayoritaria de cambio de unidad. (Los cuerpos de élite tienen un código de honor y conducta que no entiende de los servilismos de la política).

Herrera y Lasheras han ofendido a la institución que representan convirtiendose en serviles monaguillos, y se han ofendido ellos mismos.

Esta mañana del 31 el intendente Alvarez en el cambio de turno ante 10 agentes ha reconocido que es un tema político. Recursos Humanos, con mejor criterio, y dado que no hay ninguna irregularidad que tuviera que llevarse a la junta de gobierno y abrir un expediente nombrando un instructor, ya que los agentes actuaron con la autorizacion del intendente, ha indicado que el convenio dice que se tiene que avisar al interesado con tres meses de antelacion, antes de hacer el traslado. Sin embargo Herrera y Lasheras han decidido cesarlo esta mañana «por necesidades del servicio».

Es decir, que en pleno estado de alarma, a los grupos más operativos de la Policia Local se le merma en una unidad porque la politica y el servilismo estan por encima de todo, incluso de la salud y la vida de las personas. Vergonzoso rumbo el que está tomando esta nación.

Ante todo ello queremos mostrar nuestra absoluta solidaridad con Raúl, perjudicado por hacerse una foto con José Luis Roberto, no siendo ningún delincuente, aunque no cuente con las simpatias de Aaron.

Denunciar que en una situación como la actual, en que las instituciones no dotan a las Fuerzas de Orden Público de los recursos necesarios, se criminalice una dotación de material por motivos expúreos e ideológicos.
Denunciar que se actue en contra de todo derecho con métodos totalitarios en una sociedad que se supone europea y civilizada.

Recordad a Herrera y Lasheras que si al frente de la UCOS hay un perro los leones lucharan como perros.

Máxima difusión a este articulo para que las cacicadas no queden impunes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *