Categorías
Artículos

Andar de la Cheka a la Meca

Compagni, camerati, salute:

De la Cheka…

El tipo de la foto se llamaba Félix Dzherzinsky y fue el fundador de la CHEKA: (en ruso ВЧК —’Comisión Extraordinaria Panrusa’), fue la primera policía política y militar soviética. Su cometido era «suprimir y liquidar» todo acto «contrarrevolucionario» o «desviacionista».

En la España republicana, también recibieron el nombre de «checas» los locales que durante la Guerra Civil se utilizaban para detener, interrogar, torturar, juzgar y ejecutar de forma sumarísima. El gran escritor Rafael García Serrano, en su magnífico  libro “Diccionario para un macuto”,

escribe sobre el SIM, el Servicio de Información Militar, la “cheka” del frente popular:

[…] Disponía el SIM de checas a la última, con la técnica más moderna para la tortura psicológica y la de toda la vida recién importada de Rusia, fresquísima, acabada de llegar. Sus cátedras principales se establecieron en Madrid y Barcelona. Para disimular, las llamaron Preventorio, y se quedaron tan anchos. Numerando preventorios (Preventorio A, B, C, D, etc.) casi dan fin al alfabeto. Su crueldad era tan refinada, sus medios tan infrahumanos y mecánicos que alguien dijo, con más razón que un santo: “Era preferible la navaja cabritera de la FAI”. […]

Pero por si mi información pudiera parecer tendenciosa, me limito a transcribir lo que Largo Caballero escribe en “Mis recuerdos”, a propósito de esta creación roja: “No han organizado los campos de concentración, pero Prieto organizó el SIM; organismo que no quise yo constituir a pesar de los requerimientos de que fui objeto; organismo que sirvió para todo menos para información militar, y que ha desprestigiado a la República en el extranjero”.

Foto: A la derecha, Agapito García Atadell, epítome del chekista, traidor, ladrón y, por último, capturado de casualidad cuando huía con todo lo que había robado, católico y franquista converso. Y es una pena su tardanza, porque fue fusilado pese a su arrepentimiento.

¿Quién fue el “converso”?: https://guerraenmadrid.net/2020/01/06/garcia-atadell-un-heroe-convertido-en-villano-por-la-prensa-republicana/.

En Valencia tuvimos el triste honor de gozar de diversas “chekas”, dado que fuimos “capital de la República”, tras la huida del “Gobierno de la Victoria” ante el avance nacional. Fueron famosas -tristemente, claro-, entre otras, la “cheka” de Escolapios -calle Carniceros-:

La de Bailia, al ladito del Palau de la Generalitat.

Y la de Santa Úrsula, en la iglesia-convento del mismo nombre.

Y es que cuando el Estado -que es como decir, la fuerza de la Nación organizada-, se “rompe” y surge la revolución de la chusma y la anarquía social, el primer poder que sufre las consecuencias es el  “poder judicial”, con las consabidas reglas del “juicio debido” y la “imparcialidad” de los jueces y fiscales, cosa que es imposible de realizarse cuando se montan “tribunales especiales”, con jueces “especiales” y fiscales también “especiales”. Por ejemplo de “fiscal especial”, fue el famoso Vichinsky, que amañó los famosos “procesos de Moscú”, que se llevaron por delante a los bolcheviques que podían hacer sombra al tío Joe “Stalin”, también conocido como “Koba”.

…A la Meca

(que es, como sabéis, la capital de Islamilandia) El caso es que cuando un poder político tiene hacia el absolutismo, no se fía nada, pero que nada, del “juez legal o natural”, es decir, el juez que le toque el asunto por reparto y turno previo, sino que intenta tener jueces “de su cuerda” y fiscales que dirijan la jugada para aparentar “imparcialidad”, de tal manera que se repartan los papeles del “bueno y el malo”, pero con el caso amañado desde el principio. Este fue el caso del “juicio-asesinato legal” al José Antonio, el cual fue condenado a muerte por unos hechos -la posesión de una pistola no legalizada-, que ocurrieron tres meses antes del 18 de julio de 1936.

Pudiera parecer que estas cosas de “lo especial” en el seno del aparato de justicia del Estado era cosa del pasado. Pues no. La proliferación de “jurisdicciones especiales”, con su especial “sesgo psicológico y jurídico”, ha vuelto a la vida como un “zombie”. Y como tal “zombie” están deseosas de “comer carne de judiciable”, vamos de “presunto culpable” hasta que se demuestre lo contrario. Así, por ejemplo, si rechazas que exista una “violencia de género” y entiendas que se trata de una violencia que se produce en el seno de un domicilio/familia, y que puede darse de hombre a mujer, de mujer a hombre, de mujer a mujer, o de mujer a niño…

Pues según la Fiscala de delitos de Odio y Discriminación, Ilustrísima Señora doña Susana Gisbert Grifo…

La señora Fiscala recibiendo el premio en la Gala XLVI de Teatre Faller. Porque, además de ser militanta del feminismo, es autora teatral y literata. Vamos, que toca todos los palos.

“La fiscal valenciana contra los delitos de Odio, Susana Gisbert, propone que el negacionismo de la violencia de género pueda ser considerado delito de odio del mismo modo en que lo es el negacionismo del holocausto, un tipo penal al que “se aproxima” mucho pues, si el segundo niega el genocidio, el primero pretende hacer invisible la muerte de más de mil mujeres en los últimos años en nuestro país….”No estoy diciendo que ese negacionismo de la violencia de género sea ahora delito, porque no lo es actualmente, pero sí estoy diciendo que se estudie esta posibilidad, porque hay líneas fronterizas muy peligrosas entre ese negacionismo y otro que sí es delito, como el del holocausto”, con el que comparte el fundamento de trivializar crímenes muy graves, ha declarado Gisbert a EFE.”

La cosa está en que -nuevamente-, se nos ha denunciado ante el Juzgado por la Señora Fiscala, por “fomentar la islamofobia”, que viene a decir algo así como el “odio al Islam”, de la misma manera que se nos denunció por celebrar el día de la Nación Española el pasado 12 de octubre. Vamos, que vienen a por nosotros “descarao”. Este tipo de delitos “de odio” vienen hechos “a medida”. Ni más ni menos, que intentos del lobby de la Secta Sionista Sorosiana para acallar a los disidentes.

Un informe denuncia que 7 ONG relacionadas con Soros influyen en jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

“La ONG Centro Europeo de Derecho y Justicia (CEDJ), que dirige el francés Grégor Puppink, denuncia la influencia delmultimillonario estadounidense, George Soros y su Open Society Foundation, en determinados jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), a los que prestó un apoyo decisivo para ocupar esos puestos.”

Naturalmente, nosotros nos defenderemos en derecho, en los medios de comunicación y en la política de la calle como hacía el Guerrero del Antifaz, al grito de “SANTIAGO Y CIERRA ESPAÑA”.

Terminamos con una canción que habla de la “tierra mora” y de nuestra enseña nacional. Todos las conocéis, ánimo que dentro de poco la cantaremos con orgullo y bríos renovados por las calles y plazas.

Vuestro Otto.