Categorías
Prensa

El resentimiento de los perdedores

Esta mañana el consejo de ministros ha aprobado la nueva ley de memoria democrática. Que consiste básicamente en borrar sistemáticamente una parte de la historia de España y modificarla a su gusto, es decir, el gobierno será quien decida cuál es la verdad histórica de lo sucedido durante el régimen franquista, y lo que es peor, persiguiendo y encarcelando a los que no estén de acuerdo con dicha “verdad” y lo expresen públicamente, un atropello a las leyes fundamentales y a la libertad de pensamiento. Todo muy democrático.

Por mucho que traten de reprimirnos con sus leyes no podrán callarnos ni cambiar la historia.

“La verdad antes que la paz”.